Esta sí es la Noelle que queremos de regalo en Navidad. Imagínesela bajando por su chimenea. No. No le deje galletitas y leche, como al viejito. Déjele más bien algún plato tradicional italiano. Y no espere comérsela a cuento, porque, a sus 31 años, es de esas mujeres que miran desafiantes y no se tragan nada enterito. Su gran parecido con Paz Vega no es ni un cuarto de lo que la ha hecho famosa. Eso es pura casualidad. Ella se ha ganado lo suyo. Después de estudiar biología y nunca ejercerla, Noelle se dedicó a estudiar actuación. Rápidamente se ganó un papel en la novela Corazón prohibido, al lado de Luigi Aycardi. Pero el tema de ser modelo y actriz al mismo tiempo -qué hacía la niña, si es divina- nunca la convenció del todo, porque quería que le creyeran que sabía actuar. Por eso se hizo en la sombrita casi dos años y estudió mucho, para entrar de nuevo pisando fuerte.

En sus épocas de modelo -aunque en realidad fue modelo desde los quince años-, vivió en Europa como tres años. Fue en París donde vio el mejor concierto de su vida: Prince, aunque sus favoritos son los Chili Peppers. También hizo algunos cortos y entonces decidió que había que cerrar el ciclo del modelaje. En Francisco el matemático hizo el papel de lo que pensaba iba a ser cuando grande: profesora. Ahora está trabajando en el montaje de la obra de teatro Cuento de Navidad con la Fundación Lope de Vega. Aparte de eso es mamá de una niña de nueve años y no descarta la posibilidad de viajar a alguna parte.

El próximo año aparecerá en la película debut de Palo Alto Films, Al final del espectro, con dos personajes a la vez. Mientras tanto, va al cine, no pide nada a domicilio, duerme en un colchón duro y se queda sin aliento cada vez que piensa en Perdidos en Tokio, la película de Sofia Coppola. No es de onda superespiritual pero sí hace yoga de vez en cuando, lo mismo que se fuma sus cigarrillos con toda la tranquilidad del caso.

Noelle posó para nosotros y mostró con orgullo la pulsera Live Strong, que Lance Armstrong lanzó para recaudar fondos que financian a una fundación dedicada a la investigación del cáncer. En la muñeca de Noelle se ve bien ¿verdad?

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.