María Virginia nació en Popayán y apenas se graduó del colegio, cuando cumplió 16 años, se fue a estudiar Diseño Industrial en la universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá. El Concurso Nacional de Belleza la hizo destacarse en el 2003 y, a partir de ahí, empezaría a surgir en el mundo del modelaje. Su punto de quiebre fue haber participado para la elección de la modelo Maxim, otro concurso que la llevó a darse a conocer en México y que, rápidamente, le abrió las puertas en ese país. Y le ha ido tan bien que ya lleva un año viviendo allá, trabajando como modelo profesional, grabando comerciales y posando para fotos publicitarias. Y a pesar de que se la pasa trabajando la mayor parte del tiempo, siempre se las arregla para ir a toda clase de fiestas —ella es muy rumbera—, pasarla bueno —con tequila y mezcal de por medio— y viajar —recomienda especialmente Dubai y las playas mexicanas—.

En todo caso extraña muchas cosas de Colombia como, por ejemplo, su familia, sus amigas y la comida, al punto que viene de vacaciones cada vez que puede y no puede pasar una semana sin que coma al menos una vez por semana en un restaurante de comida criolla del D.F. Por lo demás, no sobra mencionar que esta mujer de 24 años está soltera y que, con su trabajo, ha confirmado que las modelos colombianas están muy cotizadas en el medio mexicano, imagen que se refuerza con estas inolvidables fotos. ¿O no, güey?

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.