A la música electrónica se le pueden perdonar todos sus pecados, excepto uno: el aburrimiento. Télépopmusik lo había hecho todo bien hasta ahora (incluso habían sobrevivido a una gira por Norteamérica). Angel milk es exactamente lo que promete su nombre: un vaso de leche que se bebería un ángel.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.