Su dueña es Adriana Varela, psicóloga-cantante que niega el machismo del tango y lo define, mejor, como un género edípico. Estuvo cantando en vivo en la Universidad Nacional, y allí muchos creyeron, por fin, que la voz masculina sí salía de un cuerpo femenino. Clásicos en vivo, más video de Con la frente marchita.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.