La rumba con Sidestepper no puede terminar a las tres de la mañana. Tampoco cuando acaba el trago fino: en ella se toma cualquier cosa que acerque la mente al Caribe, al ragga, al dub, a la cumbia, al merengue y a la salsa. Todos, delicadamente mezclados con el beat de la música electrónica europea, componen el sonido de esta propuesta que se filtra por los poros y pone a mover al que sea.
Sidestepper más que un nombre es, en realidad, el seudónimo del productor y Dj Richard Blair, el cerebro detrás de una amalgama de ritmos propios y ajenos. Trabajó por varios años en los estudios Real World, de Peter Gabriel, y desde allí produjo canciones para Carlos Vives, Totó la Momposina y Los Aterciopelados. El olor de su música lo atrajo a Colombia, en 1992, donde reunió su pasión con la de los músicos de aquí, fusionó lo nuestro con el drum and bass de la escena disco británica y dio origen a Sidestepper, el nombre del nuevo son.


Pierre Scholz
3 AM (In the beats we trust)
SIDESTEPPER
sony

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.