Desde que el mundo es mundo (y, en términos de rock, el mundo es mundo más o menos desde 1963) el deporte preferido de todo aquel que tenga las manos lo suficientemente grandes como para coger un micrófono es interpretar las canciones de los Beatles. Desde entonces, Sinatra ha destruido Yesterday, Los Rolin han hecho rumba flamenca con She loves you, Ana Gabriel ha intentado hacer algo con Algo (Something), Auscultate ha profanado el gregoriano con Love me do, Johnny Cash ha enriquecido In my life, Joe Cocker ha batido la versión original de With a little help from my friends… y hay 7.980 ejemplos más que demuestran cómo las únicas dos cosas que han hecho todos los artistas pop son usar drogas y usar Beatles.

El último "abuso" es válido, justificado y emocionante. Ninguna disquera lo ha publicado en Colombia, a pesar de ser uno de los discos más cálidos y notables que se consiguen en el mercado de Estados Unidos y Europa. Se llama Across the Universe y es la banda sonora (¡sonora a no dar más!) de la película homónima de Julie Taymor. La cinta, que es en realidad un musical impecable, recorre la vida de un hombre y una mujer a través de las canciones de los Beatles, y logra, como nadie lo hubiera creído, mostrar novedad en —ya se ha dicho— la costumbre más manida del pop: tocar la música de los Beatles. Jim Sturgess, Evan Rachel Wood, Joe Cocker (¡está vivo, está vivo!), Secret Machines, Bono (¡no está lagarteando en foros internacionales!), Eddie Izzard, Dana Fuchs, Martin Luther McCoy, Joe Anderson y hasta Salma Hayek lo hacen todo por no hacer lo de siempre con el catálogo Beatle. Lo logran, y construyen un doble álbum que disparó (digo yo) elogios de McCartney y habría generado (vuelvo a decir yo) una muy sana indiferencia de parte de Lennon. La película se exhibirá en más bien pocos teatros de Colombia y en prácticamente ninguno de Suramérica, pero el disco ya pronto estará en tiendas. Queda el doble CD a disposición de quien quiera abordar el más magnético de los homenajes que se han hecho de los Beatles en mucho tiempo. Y los Beatles, y su música, y su talento, sí que saben bien lo que es mucho tiempo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.