La tentación es grande: cerrar los ojos y pensar que está cantando Sade. ¿o Joss Stone?, ¿o Norah Jones? Sin saber a qué horas se puso de moda que las blancas canten como negras y todos andamos felices comprando sus discos y adivinando de qué color es, no ya la piel de Dios, sino la de nuestras diosas pop. Esta, Sonya, escribe todas sus canciones, y, como es lista además de bonita, se hizo acompañar de músicos como Miro Sprague, que logra en el piano y el órgano terminar de recrear la atmósfera negra de Kitchell.
WORDS CAME BACK TO ME
Sonya Kitchell
www.forum.com.co

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.