El permanente (e impecable) reciclaje de Molotov es la gran burla a quienes, como ellos, viven de condimentar con veneno lo que hacen los demás. Es la fórmula de Molotov, que logra Con todo respeto hacer música ajena-propia.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.