ORISHAS
UNIVERSAL

Roldán, Ruzzo y Yotuel (¿yo-tú-él?) valen su peso en oro. Cada kilo suyo es rico en viejas vitaminas cubanas y modernos energizantes del hip hop. En El kilo reconocen que son hijos de changó y tienen rima no del todo castiza. Como en una de sus letras: "Al que le guste que lo pruebe". La nueva cubanía.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.