La historia del disco es de incuestionable validez: hace dos millones de años Andrés Calamaro no se presentaba en vivo, en Argentina (tampoco se había presentado en muerto, para fortuna de todos nosotros). Así las cosas, su disquera convirtió en disco lo mejor (y un par de cortes con lo peor) de sus conciertos en el Luna Park de Buenos Aires, los días 18 y 20 de abril de 2005. Versiones memorables de El cantante (Rubén Blades) y Por una cabeza (Gardel y Lepera), además de su grueso repertorio de clásicas. El regreso es, está dicho en el título, el regreso del único hombre que, sin tener voz, canta con envidiable voz.
EL REGRESO
Andrés Calamaro
K DISCOS/WEA

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.