El mundo no estaba particularmente enterado de quién era Ibrahím Ferrer hasta antes del fenómeno de Buena Vista Social Club. Ahora, hasta lo llaman el Nat King Cole cubano. Soberana tontería. Lo único bueno del tardío boom es la aparición de discos como este, que ofrece parte de su repertorio en los cincuenta y sesenta. Incluye Una fuerza inmensa, el único bolero que grabó solo antes de 1996. De colección.
Ay, candela
Ibrahim Ferrer
FORUM DISCOS Y LIBROS

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.