Algo descabellado tiene que resultar de poner en tono de jazz (y sin Chano) algunos de los clásicos entrañables de los ochentas. Y, sí, resulta este álbum descabellado en el que una mujer en trance orgásmico al frente del Coltrane Quartet recrea Should I stay or should I go, de The Clash. Hay más: Boys don't cry (The Cure) con aires de bossa, piano y escobillas para Hungry like the wolf (Durán ¿Camilo? Durán). jazz para U2, jazz para Prince y jazz para Guns n' Roses. Alguien se la fumó verde.
JAZZ AND '80s
Varios
K DISCOS/WEA

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.