Joaquín Sabina, ese hijo de la noche y el vicio y las malas costumbres, ese gran señor que se crió en medio de todo lo que nos gusta, está de vuelta. Como es costumbre -¡ay del día en que no lo haga!-, canta hablando y habla cantando. Alivio de luto incluye trece manifiestos personales y un DVD extra (Sabina en DVD, quién lo iba a pensar) con una entrevista de 30 minutos y millones de neuronas bien usadas, y dos versiones acústicas de Dos horas después y Resumiendo. resumiendo: un disco de Sabina armado con ese millón de cosas que solo pueden germinar en su cabeza.
¡Cómo es de aburrido escribir sobre Sabina, y de soporífero leer lo que de él se escribe! Lo mejor es ir directo al disco, con primera escala en una canción que se llama ¡Ay! Rocío. Eso es todo.

ALIVIO DE LUTO
Joaquín sabina
SONY/BMG

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.