Gringa con picante sangre mexicana que se le sale por todas las canciones, Lila Downs protagoniza un disco donde su voz hace honores a los tesoros de México y del continente, muchos de ellos sumergidos, por deliciosos instantes, en el jazz. Mala noticia: el disco hay que pedirlo por Internet porque en ninguna tienda saben que existe.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.