Sólo hasta hoy
Warner
Santiago Cruz es un tipazo. Pero lo interesante del caso es que no hay que conocerlo personalmente para descubrirlo: basta escuchar atentamente su primer álbum, Solo hasta hoy. Es un tipazo todo aquel artista que, además de artista, sea persona, y a quien lo persona que es se le note en la música. Los hay pocos. Por eso, y porque el término está tan desgastado que rayaría en lo ofensivo aplicárselo a él, diremos que Solo hasta hoy no es un álbum de baladas. Lo de Cruz es hacer canciones. Y eso, como están las cosas en este mundo de utilería y pirotecnia, es ya una proeza. Por lo demás, le quedan bien y las acompaña con una voz repleta de carácter. Al disco lo ronda un tono generacional (clarísimo en canciones como Aquellos días que viví) que le otorga encanto adicional.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.