Aunque el primer sencillo, You had me, es fatal (suena en todas las emisoras), el segundo álbum de Stone resulta un interesante paso en la carrera de una mujer que ya tiene voz. Le falta solo algo de celo a la hora de escoger repertorio.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.