MORCHEEBA
CHARANGO
WARNER
En la década de los 60 un grupo de músicos brasileños formó Tropicalia, un movimiento basado en el canibalismo musical. Gilberto Gil, Caetano Veloso, Gal Costa y la banda de rock Os Mutantes combinaron sonidos típicos con cualquier cosa que les gustara de occidente: rock ?n? roll, sicodelia, r&b.... Pregunta: ¿qué tiene que ver esta anécdota con Charango, el nuevo álbum de Morcheeba? Respuesta: absolutamente todo.

Mientras que paradójicamente libera al trío de su muy pop Fragmentos de libertad (2000), Charango (que en realidad es una especie de guitarra de diez cuerdas) es un disco hecho con el profesionalismo y tiempo suficientes para que todas y cada una de las influencias de Morcheeba quepan en un solo compacto. Soul, jazz, hip hop y hasta vestigios de blues y bossa nova se complementan de manera deliciosa y relajante. Y sí, podría ser fácil pensar que Charango es un excelente disco con un par de descaches de hip hop. Justamente por eso hay que oírlo para entender que, muy por el contrario, se trata de un auténtico rescate de ese canibalismo que los coterráneos del charango empezaron cuarenta años atrás. Que la presencia de Slick Rick en el álbum con Women lose weight recuerde por un instante a Destiny?s Child es tan respetable como que la banda no haya permitido que su experimentación en São Paulo se robara el show. Slow down, Otherwise o What New York couples fight about son simplemente algunos de los ingredientes que hacen que este disco sepa a calma, a tarde en la tina, a un tomo imprescindible en su colección musical de buenos ratos.

 

David Bowie
HEATHEN
SONY
Una sofisticada, y ?pagana? respuesta al mundo de hoy. Interesante explicación musical de por qué para Bowie, Robbie Williams es música chatarra.
El satisfactorio regreso de Tony Visconti en la producción a la música de Bowie, las guitarras de Dave Grohl en I?ve been waiting for you y el interesante segundo disco de mezclas que trae Heathen. El excesivo optimismo de A better future.
La sentida Everyone says hi y los covers, Bowie style, por supuesto, de Neil Young (I?ve been waiting for you) y de Pixies (Cactus).
   
Recopilación
SOUL CLASSICS VOL.2
IRMA
Una arbitraria pero sabia combinación de temas que desde José Feliciano hasta Jestofunk, recorren varias décadas de música soul.
La manera en que Poquito spanish poquito funk, de George Benson, no desentona en lo absoluto con el rap de If that?s your boyfiend, en cabeza de Me?Shell Ndegéocello. Nada. Aunque en comparación con los demás cortes, Music, de Omar, podría llegar a sonar flojo igual vale la pena oírla. El contraste de voces de Lisa Stanfield y Barry White en All around the world.
 
Norah Jones
COME AWAY WITH ME
EMI
Por fin una voz que demuestra que para ser digno miembro del Blue Note no es imprescindible sonar añejo. La manera en la que el color de la voz de Norah y algunos arreglos de batería piano y bajo que tienden al jazz, logran transportar por momentos a un piano bar neoyorquino.
Con contadas excepciones la mayoría de los cortes NO han sido compuestos por Jones. Si le gustó el sencillo Don?t know why no dude en comprarlo. Come with me es, sin lugar a dudas, una de las mejores grabaciones del año.
   
Celia Cruz
BOLEROS
SUM
Veintiún cortes que rasgan el alma mientras demuestran que el bolero es sencillamente el mejor uso posible para la voz de la legendaria cantante cubana. La letra de Bravo (corte 16 compuesto por L. Demetrio) y la participación de Cheo Feliciano en Encantado de la vida. Absolutamente nada. Puede que unos cortes gusten más que otros pero dejar de oír alguno es una tontería. Todo. Pero si hubiera que escoger, una recomendación: Te busco (corte 15, compuesto por Víctor Víctor) es espectacular.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.