JAMIROQUAI
A FUNK ODYSSEY
Sony Music
La bola de espejos sigue siendo un elemento indispensable en el estudio de grabación de Jay K. A pesar de meterse por caminos que antes se había abstenido de recorrer, el nuevo disco de Jamiroquai todavía sabe a discoteca y a neón.
Equilibrada mezcla de introspección y fiesta, A Funk Oddisey toma tanto del alma como de la tecnología. Mientras que Feel So Good —corte uno— y Twenty Zero One —corte nueve— dejan ver que los británicos han sabido aprovechar los recursos de la música electrónica para enriquecer su música, sorprendentes baladas como Black Crow —corte siete— dejan ver que el talento de K no se ha comido el cuento de la música asistida por el computador. Y es que, aun cuando a juzgar por Travelling without Moving o Syncronized resulte difícil de creer, A Funk Odissey es el mejor disco de Jamiroquai hasta el momento. En él la banda confirma que su originalidad no obedece patrones. De hecho, los cortes más relacionados con las cosas del corazón en materia de letras no son baladas sino canciones rápidas y bailables: el primer sencillo del disco Little L y Love Foolsosophy —corte cinco—, lo confirman.
Con una permanente mejoría de calidad y una visible preocupación ecológica expuesta en su corte número cuatro —Corner of the Earth—, el nuevo disco de los británicos opaca cosas anteriores como Emergency on Planet Earth o el Retorno del Space Cowboy. Combinación de funk y costumbrismo la Odisea del Funk confirma que no hay quinto malo. Cómprelo y disfrútelo
 
ROBERT PALMER
SUM RECORDS
The Mirror Conspiracy
The Mirror Conspiracy es un disco que tranquiliza sin dejar de emocionar. Las distintas latitudes musicales que Rob Garza y Eic Hilton —dos de los Dj’s más reconocidos de la escena de Washington— incluyen en su álbum debut, pueden hacer más agradables unos buenos tragos. Del bossanova interpretado por Bebel Gilberto en So com você hasta la percusión y los arreglos medio orientales de cortes como Indra o Lebanese Blond, el primer disco de Thievery Corporation es el punto medio ideal entre aflojarse la corbata y pararse a bailar. Preludio para una noche de rumba o cómplice perfecto para una buena conversación, The Mirror Conspiracy es un disco que, a diferencia de muchos, justifica su éxito de ventas en el mercado estadounidense.
 
RECOPILACIÓN
WARNER MUSIC
MTV Ibiza 2001
Cuando se piensa en Ibiza, la mente se invade de imágenes de hermosas mujeres y fiestas hasta el amanecer al ritmo de música dance. MTV Ibiza 2001 es un álbum novedoso que, a pesar de estar cortado en 17 canciones independientes —otras compilaciones como las de Ministry of Sound son una sola sesión de mezcla—, incluye versiones en vivo de grupos como Basement Jaxx. Además, a pesar de limitarse al dance absteniéndose de entrar en el techno y el house, Mtv Ibiza 2001 trae buenos cortos que de otra manera no habrían llegado a nuestro país. Aun cuando no se trata de una obra maestra, canciones como I Feel Loved de Depeche Mode, mezclada por Danny Tennaglia, o Innocente, de Delerium I Leigh Nash, en la versión de DJ Tiesto, son unos buenos cortes.
 
SI*SÉ
LUAKABOP
Si*sé
Describir el sonido de Si*sé no es cosa fácil. Aunque los críticos de Los Angeles Times lo describen como algo más arriesgado que Sade pero más accesible que Everything but The Girl, también podría pensarse en un extraño híbrido que entre Selena y Björk, tiende más a la primera. Como si no bastara con la combinación de la angelical voz de Carol C y su ascendencia dominicana con las mezclas de Dj UFO Low, a esto se le suman dos violistas, un percusionista, un bajo y un baterista que convierten el experimento de Carol C en un delicioso preludio al futuro.
Desde hip hop hasta sonidos latinos combinados con altas dosis de impecables sampleados electrónicos, el álbum debut de Si*sé es un paseo por el barrio mundial; un sensual tesoro que oliendo a pretzel, a tortilla y a aerosol de grafiti recién hecho, sabe a sexo en un vagón del subway. Cortes como Slip Away, Stepping Out, Dolemite o Sonrisa hacen que la música bilingüe de Si*sé sea un lugar de posibilidades infinitas en el que las tradiciones exóticas y las lenguas se mezclan con altas dosis de energía.
Señoras y señores: Si*sé.
   
LENNY KRAVITZ
EMI MUSIC
Lenny
Al parecer, para Lenny Kravitz el rock and roll no está tan muerto. Después de haberlo condenado en Circus con su Rock and roll Is Dead y haberse dedicado a fusionarlo con otras cosas en Five con The Way You Love Me o I Belong to You, Lenny ha decidido revivir el género para su sexto álbum —cuando se trata de discos las recopilaciones de los grandes éxitos no valen—.
Sin embargo, antes que un experimento con la ouija o una pócima rebuscada, Kravitz recurrió a un manifiesto de guitarras, bajo y batería para su cometido resurrector; aunque el resultado aún está por verse, todo parece indicar que Lenny se saldrá con la suya una vez más. El sexto álbum de Kravitz sigue teniendo un característico sello soul, pero su sonido es más crudo que el de los trabajos anteriores. A pesar de contar con canciones que como God Save Us All o Pay to Play dejan ver la ascendencia caribeña del neoyorquino, Lenny es un disco que tiende más a Are You Gonna Go my Way o Is There Any Love in Your Heart que a It Ain’t Over Til It’s Over. Si le gustó Dig In cuando la oyó en radio no dude en comprarlo, cortes como Battle Field of
Love o el anecdótico Bankrobber Man, están por la misma onda.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.