Aunque el título de esta recopilación es bastante pretencioso, sí refleja algo de lo que se busca: reunir lo más selecto del repertorio de algunas de las bandas de rock que marcaron una época en Argentina. Esto quiere decir, Soda Stéreo, Los Fabulosos Cadillacs, Charly García, Serú Girán y Sui Generis. Cada disco guarda una historia particular y a su vez presenta una versión de lo que fue la evolución del rock en Argentina.

Soda Stéreo
Cerati, Alberti y Bosio son tres apellidos que se volvieron familiares para todos en América. Nunca antes una banda había podido moverse con tanta tranquilidad por los estadios y teatros del continente . El fenómeno del trío fue tal que Soda es sin duda la banda latina más influyente entre los músicos de la generación 90. Esta recopilación es un buen documento que agrupa toda la historia desde los 80 hasta la ruptura en 1997. Lo esencial está en el orden de las canciones que presentan los dos discos y en donde se incluyen versiones de álbumes como Rex–mix y Los Languis, que muestran el primer acercamiento de la banda al terreno electrónico.

Los Fabulosos Cadillacs
Los Cadillacs tienen no solamente un estupendo nombre para una banda que desde un comienzo se situó en la orilla de la música caribeña, más específicamente en el ska, si no que son también uno de los motivos por los cuales muchos jóvenes de nuestra América se decidieron a tomar las armas del rock and roll.

El auge lo consiguieron con su segundo disco Yo te avisé (1988). De ahí en adelante esta tribu no ha parado de hacer buena música. La recopilación doble de Obras cumbres presenta hasta ahora la selección más completa que de ellos se haya realizado. Los dos discos presentan un recorrido maravilloso por el origen con canciones como Silencio hospital o Yo te avisé. De ahí pasa a la fusión con la salsa y el punk en Desapariciones, Carnaval toda la vida, hasta llegar al sonido bestial de Las venas abiertas de América Latina o Mal bicho.

Charly García
De Charly se ha dicho todo. Ya en Obras maestras lo muestran en diferentes momentos de su evolución. Por eso óiganlo, que así es como él nos cautivó.

Estos dos discos recogen casi todo. Sólo faltan algunas cosas de Tango IV (Aznar–García), ya que sí hay de Tango I (Hablando a tu corazón). De resto, francachela y comilona. Están por orden cronológico: Confesiones de invierno y El fantasma de Canterville( Sui Generis), Cómo mata el viento norte (La Máquina de Hacer Pajaros), No llores por mí Argentina (Seru Giran). De ahí en adelante todas las canciones hacen parte del extenso repertorio de Charly García como solista. Aquí algunas joyas: Los dinosaurios, Raros peinados nuevos, Pasajera en trance, La ruta del Tentempié, Chipi–Chipi, Fax U, y El aguante. Como dicen los argentinos, ¡Aguante Charly!

Serú Girán
Para algunos, Serú Girán es la banda más importante en toda la historia del rock argentino. Esto, aunque difícil de comprobar, sí tiene cierto sentido. Serú fue la tercera banda de Charly García. La formó luego de abandonar La máquina de hacer pájaros. El impulso del rock progresivo llevó a Charly a buscar una nueva banda. Para eso se acercó a Pedro Aznar, David Lebón y Óscar Moro que había sido su baterista en Sui Generis y en La Máquina. El primer disco de Serú se grabó en 1978 en São Paulo. Luego vinieron La grasa de las capitales (79), Bicicleta (80) y Peprina (81). La obra de Serú Girán es importante porque permitió que estos cuatro músicos expusieran sus capacidades musicales, sus influencias y estilos, todo esto articulado por las composiciones de Aznar, García y Lebón. Este concierto, que presenta Obras cumbres, es una manera interesante para palpar el ambiente musical en un concierto realizado hace veinte años y el alto grado de virtuosismo que Serú manejó. Encontramos bastantes cosas curiosas. Por ejemplo: la versión original de Yo no quiero volverme tan loco.

Sui Generis
Charly García y Nito Mestre pertenecieron al movimiento folk de los 70. En su momento, sin ser los más respetados, lograron llamar la atención de los medios y la gente gracias a las buenas composiciones de Charly y a la voz angelical de Nito (las mismas que próximamente se oirán en Bogotá en un concierto anhelado por todos).

De esta manera, Sui Generis se convirtió en la banda obligada de iniciación al rock argentino y en una de las agrupaciones de culto entre los adolescentes de América Latina. Esta recopilación reúne en dos discos casi toda la obra de Sui Generis y cuenta con algunas cosas raras, como la versión de Juan Represión, que fue retirada de la versión comercial de Pequeñas anécdotas sobre las instituciones. También encontramos dos de los temas que fueron clásicos por la dificultad para conseguirlos: Botas locas y Alto en la torre, que se podían hallar en recopilaciones medio piratas editadas en Perú o Ecuador.,,,

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.