blancas y negras
mtm/envidia
Sin ánimo de clasificar la música cubana, que es ancha y no del todo ajena, cabe en muchos de sus géneros el maestro Jesús Rubalcaba (padre de Gonzalo). Estoy aquí le permite jugar al mambo, a Chopin, al bolero y, claro, a ese jazz que todo lo impregna.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.