ANGELINA
WARNER
Ni el asombroso esfuerzo de mercadeo que rodea a la segunda parte de Lara Croft (tan mediocre como la primera) salva a su banda sonora, amasijo de metal, electrónica y floja música instrumental de Alan Silvestri. Aburrido trala, Lara, Lara.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.