1. El petardo de regular poder.

2. El ramillete de beldades.

3. El invitado muy especial.

4. El país azteca.

5. Las buenas noticias del entretenimiento.

6. Los cordones de seguridad.

7. El seleccionado manito.

8. El hermano país y los países amigos (o facilitadores).

9. El aparatoso accidente.

10. El combinado gaucho.

11. El crudo invierno.

12. El presunto delito, el presunto narcotraficante y los presuntos vínculos.

13. Los mandatarios seccionales.

14. Los delincuentes de cuello blanco.

15. Los índices de accidentalidad.

16. El execrable crimen.

17. La agenda de conversaciones y la apretada agenda.

18. Los plazos perentorios.

19. Las autoridades civiles y eclesiásticas.

20. La moto de alto cilindraje.

21. Los índices que se disparan.

22. La conflagración y la deflagración.

23. El rumbo desconocido.

24. La estatal petrolera.

25. El comercio organizado.

26. El balance parcial.

27. Las condiciones de hacinamiento.

28. Los decretos que meten en cintura.

29. Los llamados a cerrar filas en torno a las instituciones.

30. El acto multitudinario.

31. Los ahorros de toda una vida.

32. Las críticas que arrecian.

33. El personaje que rompe su silencio.

34. El crimen aleve.

35. Las labores de inteligencia.

36. Las "clonaciones".

37. El hecho sin precedentes.

38. El brillo con luz propia.

39. El insuceso.

40. El titular de la cartera.

41. El deporte extremo (y el fluir de la adrenalina).

42. La magia de la radio.

43. La pregunta máxima: "¿Usted qué sintió?".

44. El burgomaestre, el facultativo y el galeno.

45. La firma de importantes acuerdos.

46. El caballito de acero.

47. La prueba para la democracia.

48. Los escrutinios.

49. Las importantes revelaciones.

50. El profundo malestar.

51. El ente regulador.

52. Los hechos aislados.

53. Las difíciles condiciones climáticas.

54. La reina con cuerpo armonioso y tonificado.

55. El esférico.

56. La exhaustiva investigación.

57. El importante decomiso.

58. El voraz incendio.

59. Los intensos combates.

60. La casa por cárcel.

61. La tensa calma y la calma chicha.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.