Donde haya una marca relojera de prestigio, François Thiebaud ha dejado su marca: Juvenia, Breitling, Glashutte, Mido, Certina y ahora presidente de Tissot desde 1996. Miembro del comité directivo del Grupo Swatch —el más importante del planeta—, es uno de los hombres más influyentes en el mundo de la relojería. Es el coordinador para Suiza de las 18 marcas de Swatch y también del mercado brasilero, labor que ya había hecho en el pasado con los países nórdicos, India y Alemania. Pero lo suyo no es solo el tiempo. Le gusta volar en avioneta para relajarse y asegura que aterrizar sobre el agua es una de las mejores experiencias de su vida. Es fanático de la velocidad, y como era de esperarse, logró mezclar su afición con el trabajo: Nicky Hayden (campeón mundial de motociclismo en 2006) y la piloto de la Fórmula Indy, Danica Patrick, son hoy imagen de Tissot, al lado de Michael Owen, uno de los mejores futbolistas de los últimos diez años. Graduado en negocios en París y luego como abogado en Besançon, su experiencia relojera también se extiende a África, continente con el que trabajó al inicio de su carrera, más de treinta años atrás. Y como si el tiempo, elemento con el que trabaja, fuera de su exclusiva propiedad, Thiebaud es miembro del comité de Baselworld, la feria relojera y de joyas más grande del mundo. ¿Cómo lo hace? Nadie sabe. A pesar de que pareciera vivir en un mundo donde los días tienen 25 horas, su reloj, podemos asegurarlo, solo tiene 24.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.