• Pasé por 11 colegios. No era desadaptado, pero sí era rebelde. Siempre quería hacer lo que yo quería, siempre he sidomuy terco. Eso en mi época a los profesores y más a los rectores no les gustaba, por eso me echaban.
• Me dicen ‘Cacho’ desde la eepoca del colegio. Había un tipo al que le decían ‘Cacho’, yo me parecía a él y entonces me pusieron ‘Cachito’.
• A los 17 años, en el último colegio que estudié, conocí una paisa que se iba a casar. Para oponerme le dije que nos
casáramos, por eso abrí mi primer bar. Funcionó, pero no me casé.
• Ese primer bar funcionaba a punta de cerveza y aguardiente. Llevo 17 años abriendo y cerrando negocios. En total, he tenido 12 sitios.
• Yo inventé el after party en Colombia.
• Llevó 17 años organizando rumbas en Bogotá y todo ha sido un proceso. La hora zanahoria ha frenado un poco el concepto, sin embargo, lo abrió a otros campos como el de los after party.
• Me atracaron tres veces en los after y eso me llevó a terminar con mis fiestas.
• La noche es un mundo tan real, tan vivo y tan fuerte como el día.
• La rumba es algo que la gente necesita para desahogarse, para vivir, para sentir; necesita de esto para experimentar y probarse muchas cosas.
• Cada persona tiene la libertad de acostarse a la hora que quiera.
• El éxito de la rumba no se limita a la música. Vale la pena fijarse en la arquitectura, en la moda. Todo se reduce al buen gusto.
• Así como hay gente a la que le gusta vivir de día, existimos otros a quienes nos gusta vivir de noche. En últimas, la noche es un vicio.
• Como Mockus no rumbea, lo que necesita es un guía… Si usted no rumbea no puede poner una ley.
• Si quiero hacer una película sobre una prostituta y no voy a un prostíbulo, ¿cómo voy a hacer la película de la
prostituta? Si Mockus no se mete en la rumba, si él no vive la rumba, no puede ni organizar la ciudad.
• Los que dicen que Bogotá no tiene vida nocturna están mintiendo. Falta información y que la gente se lance a
conocer. A descubrir sin ningún temor.
• Conquistar a una mujer en una rumba es cada vez más fregado porque la rumba se volvió totalmente personal. A veces, ellas no quieren que ni las miren.
• En el caso de los hombres es todo lo contrario, todos queremos.
• Ahora, la mujer quiere salir sola a rumbear sin que nadie la moleste.
• No todas las mujeres funcionan a punta de cocteles. Por eso, a los hombres nos toca ser más recursivos.
• Seducir a una mujer es como seducir a la noche, ambas se enamoran aceptándolas
co-mo son, sabiendo a lo que se va y viviéndolas al 100 por ciento.
• Tanto la noche como las mujeres tienen algo enigmático por descubrir y para gozar. Ahí radica su encanto.
• Si dentro de la rumba se tocan los límites, se debe también estar preparado para salir y volver cada quien a lo suyo.
• Todo se puede probar, gozar. Todos podemos rumbear y no tenemos que matarnos.
• El éxtasis está arrasando. El problema está más fuerte y a todo nivel, pero a la rumba le echan la culpa de todo.
• Legalizar la droga en Colombia sería muy difícil. Si educan primero y la legalizan, funciona. Legalizarla ahora sería un riesgo muy alto, la gente no sabe comportarse. Si en estado normal se pasan un semáforo en rojo. Imagínense con droga legal.
• Estudié Cine y Fotografía, algo que tengo pendiente: lograr hacer una película.
• Feeling es poder estar en cualquier sitio, sea el que sea, y disfrutarlo.
• Todo el mundo en Colombia se cree VIP. Todo por una silla o una buena mesa, ¡qué limitados!
• “Yo conozco al dueño” es una frase pasada de moda para tratar de entrar a un lugar.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.