Es dueña de una historia conocida: bella mujer con inclinación hacia las artes que deja su ciudad natal ­­Medellín— para perseguir sus sueños. Los de Paula se iniciaron a los 9 años con clases de danza y aún no terminan. Conoció muchos sitios con el Ballet Nacional, pero una lesión la llevó a estudiar actuación. En Colombia, fue alumna de Edgardo Román y Victoria Hernández, mientras que en España asistió a la escuela de Cristina Rota, donde alguna vez fue alumna Penélope Cruz. Con esporádicas incursiones en televisión, ahora brilla con luz propia en la obra de teatro Cabaret, donde interpreta a Fritzie, una de las bailarinas del Kit Kat Club. Pero no siempre el escenario fue su lugar. Años atrás, en el colegio, fue atleta y se cansó de coleccionar medallas —unas 60— como nadadora y corredora de 800 metros planos. Ella es, a grandes rasgos, Paula Correa. Agárrela si puede.

¿Cómo fue su primera vez?

Con un novio que tuve cuando era atleta. Un día llegamos de un entrenamiento y nos bañamos juntos. Siempre nos bañábamos, pero nunca pasó nada. Ese día cumplíamos un año de novios y era especial. Tenía 15 años.

¿Por qué antes no se atrevió a nada?

Porque sentía que tenía que conocerlo bien.

¿Y fue todo el tiempo en la ducha?

No, comenzamos ahí y terminamos en una cama rodeada de velas. Mi abuela se va a morir cuando sepa que fue a los quince y que fue con ese novio. Yo fui "señorita" hasta los 18.

¿Lo ha hecho sin condón por la premura del momento y después se ha arrepentido?

Sí lo he hecho de primerazo sin condón, pero no ha sido motivo de arrepentimiento, porque siempre terminamos siendo novios estables durante un buen tiempo.

¿Qué tipo de ropa interior le gusta?

Los panties que son hilo dental, los que permiten que se vea toda la cola. A los hombres los enloquece. A mí me parece más seductor un brasier con encajes. Me gusta la combinación de negro y dorado, o uno todo rosado.

¿Algún hombre no se lo ha querido dar?

No, hasta el momento no he tenido problema. Por lo general yo no tomo la iniciativa, pero nunca me han rechazado cuando lo he hecho. En el colegio había un profesor de inglés que me encantaba, pero estaba casado y nunca pasó nada, aunque eso no tenía nada que ver con deseo sexual, era más un amor platónico.

¿Ha estado con una mujer?

No.

¿No le llama la atención?

No precisamente, sino que no he tenido la mujer con la que me parezca rico estar, aunque no digo que no lo haría.

¿Se le viene alguien a la cabeza?

Sí, pero no cuento, me reservo el nombre.

¿Le gusta masturbarse?

Claro que sí.

¿Con qué frecuencia?

No tengo una periodicidad. Suelo hacerlo más cuando estoy sin pareja. Las señoras de al lado están parando oreja.

¿Con qué lo hace?

Con mucha imaginación.

¿Con qué artefacto?

Me gusta la respuesta de que lo hago con mucha imaginación.

¿Usa alguna herramienta extra a la hora del sexo?

Vibradores no exactamente. Son unos anillos que los hombres se ponen en el pene y tienen como una punta que va directo al clítoris de la mujer.

¿Sí es efectivo?

Estoy hablando de él, ¿no?

Cuéntenos una fantasía sexual

Una buena fantasía sexual sería estar con una mujer.

Hablemos de sexo anal. ¿Lo ha practicado?

No, pero me parece divertido porque la mayoría de los hombres tienen una gran inquietud al respecto. Esa puede ser una zona erógena, pero el cuerpo tienen unas partes específicas para el sexo.

¿Habla durante el sexo? ¿Qué le gusta decir y que le digan?

Sí hablo. El extremo son palabras amorosas o frases sucias. Yo uso ambas.

¿Cuál es la expresión que más usa?

Más, más.

¿Voyerista o exhibicionista?

Tengo un poco de las dos, pero creo que soy más voyerista. En mi mundo no hay muchas cosas como el porno o sitios swingers, pero sí me excita ver a la gente haciendo cosas.

¿Cuál es su posición preferida?

Depende. Para llegar, encima; para pasarla rico, en cuatro.

¿Se le dan fácil los orgasmos?

En general sí, aunque depende mucho de la pareja. Hay hombres a los que les cuesta complacer a la mujer: mucho porno y poca experiencia.

¿Con cuántos hombres lo ha hecho?

Me niego a contestar esa pregunta.

Denos una pista. ¿Más de quince?

Tengo 28 años… Voy a seguir haciendo el amor hasta que encuentre a la persona que es. Si la hubiera encontrado hace cinco años, me habría ahorrado un buen par.

¿Qué percance sexual ha sufrido?

Una vez me oriné.

¿Pero sintió la necesidad de ir al baño o pasó de repente?

Yo creo que no entré al baño antes y me cogió en plena. Me oriné y nos reímos.

¿Dejaron el asunto ahí o la continuaron?

Ahí fue cuando se puso bueno.

¿La han cogido haciéndolo?

Sí, horrible. Una vez nos cogió la mamá de mi novio, hace unos cuatro años. Estábamos en el cuarto de él y se nos olvidó poner seguro; ella entró y nos cogió, literamente, con los calzones abajo.

¿Qué hicieron? ¿Qué pasó?

Nos quedamos muertos del horror. Ella miró a mi novio y le dijo: Dígale a esa niña que se vaya de esta casa.

¿Le gusta motelear?

Es delicioso, aunque es más rico "hotelear".

¿Cuál es el mejor cuarto de motel en el que ha estado?

En uno donde la decoración era toda japonesa. Otro muy rico que me tocó con sauna y jacuzzi

Los tres mejores sitios donde ha tirado…

En mi baño, en una choza al lado del mar, cerca de Montería —delicioso— y en el carro de un tipo.

Y los tres sitios donde más le gustaría tirar…

En una cama de agua, en un sitio donde haya vértigo, como en un avión en descenso. También me gustaría hacerlo en una cama llena de flores.

¿Ha sido infiel? ¿Hasta qué punto?

Sí. He sido infiel cuando le he perdido la admiración a la persona con la que estoy.

Un hombre le hace una embarrada y quiere vengarse sexualmente de él. ¿Qué le haría?

Lo seduciría hasta el punto máximo de lo soportable y no se lo doy. Ahí le diría hasta luego.

¿No sería riesgoso? ¿Qué tal que se propasara?

Si eso pasara confirmaría que no era la persona con la que tenía que estar.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.