Para iniciarse en la caza y captura de videos y fotografías eróticas es fundamental contar con el apoyo de un buen buscador. Sin duda, el más completo, veloz y mejor estructurado es Google, que actualmente registra más de 200 millones de visitas diarias y cuenta en su base de datos con más de tres mil millones de enlaces a páginas web. Su superioridad respecto a otros buscadores, como Yahoo o Altavista, es evidente. De Sofía Vergara, por ejemplo, Google tiene registradas más de 200 mil entradas mientras sus competidores cuentan con 50 mil entradas menos. El buscador, sin embargo, tan solo es el primer eslabón en la cadena de rastreo y no garantiza que se pueda hallar exactamente lo que se está buscando. Es conveniente formular las búsquedas de forma precisa para no encontrarse ante una montaña de información irrelevante. Si se busca simplemente la palabra "sexo", Google suministrará más de 18 millones de entradas, desde el sexo de los ángeles hasta el sexo tántrico, dos conceptos que no interesarán demasiado a quienes estén buscando fotografías de mujeres desnudas. Hay que señalar también que una búsqueda precisa no garantiza en un primer momento resultados satisfactorios. Uno de los principales problemas con el que se encuentran los internautas es la ingente cantidad de páginas eróticas engañosas, cargadas de protocolos y molesta publicidad o en las que hay que pagar para acceder a sus contenidos. La exuberante Pamela Anderson, una de las mujeres más buscadas en internet, cuenta con casi cuatro millones de páginas, pero en algunas de ellas su nombre tan solo es un reclamo engañoso de contenidos publicitarios y, en otras, sus fotografías y videos solo pueden ser vistos mediante suscripción. Los seguidores de la antigua vigilante de la playa pueden pasar por muchas páginas decepcionantes antes de encontrar de forma gratuita sus reportajes fotográficos para la revista Playboy o imágenes de sus dos célebres videos X con los rockeros Tommy Lee y Brett Michaels. Pero con paciencia, perseverancia y un poco de suerte siempre se pueden realizar estimulantes hallazgos. La página Sexyamor ofrece 22 fragmentos de los videos de la actriz californiana, incluidos los de sexo explícito, y más de 270 fotografías. Pese a no actualizarse desde hace un par de años, esta página gratuita cuenta con una importante colección de fotografías y videos eróticos de modelos y actrices, como Cameron Díaz, Jennifer Aniston, Jessica Alba, Heidi Klum o Halle Berry. Lo más destacado de la colección son cuatro secuencias largas del atrevidísimo video casero que rodó la actriz venezolana Roxana Díaz con su novio Jorge Reyes.

Videos eróticos caseros

Pamela Anderson y Roxana Díaz no son las únicas actrices con videos caseros de sexo explícito en la red. En los últimos dos años se han difundido cintas muy comprometedoras de la modelo británica Katie Price, las antiguas vigilantes de la playa Gena Lee Nolin y Donna D'Errico, la patinadora Tonya Harding y Paris Hilton, la traviesa y despreocupada heredera de la conocida cadena hotelera, cuyo segundo video de sexo doméstico está a punto de difundirse por la red. Pero en este curioso subgénero audiovisual, tan popular en internet, se producen muchos engaños. Los supuestos videos eróticos de Anna Kournikova, Britney Spears y Claudia Schiffer son en realidad secuencias porno protagonizadas por actrices del género con un gran parecido físico con estas celebridades. También sucede lo mismo con una supuesta escena X de Sofía Vergara, que corresponde a una película de la actriz Chasey Lain, y con el famoso video X de Marilyn Monroe, cuya verdadera protagonista es Candy Barr, una bailarina erótica que se hizo muy popular en los años cincuenta explotando su parecido físico con la actriz de Hollywood.

Otra recurrente forma de engaño en ciertas páginas eróticas de pago consiste en anunciar videos pornos de actrices muy populares que en realidad son breves secuencias eróticas de sus películas convencionales. Hay que advertir que las italianas Monica Bellucci y Deborah Caproglio, la neumática Anna Nicole Smith o las actrices españolas Penélope Cruz y Paz Vega han protagonizado sugestivas escenas eróticas, pero nunca han llegado a adentrarse en el ámbito del sexo explícito. La que sí cuenta con una felación real en la película Brown Bunny, de Vicent Gallo, es la actriz norteamericana Chloe Sevigny. Pese a ser una película muy reciente, la polémica escena ya puede encontrarse gratis en páginas como la italiana Sexyvip.tv, que también ofrece fragmentos de video de conocidas modelos europeas. Otra web italiana recomendable, por ser gratuita, es Txsexy, que cuenta con más de 500 secuencias de videos de actrices y modelos. De características similares es también la página Ifilm, dedicada a la promoción comercial de los estrenos cinematográficos norteamericanos, pero que también mantiene una sección de videos eróticos, algunos gratuitos y otros de pago, en los que se puede encontrar actrices de Hollywood y modelos de revistas eróticas. Por desgracia, la página es lenta, tiene demasiada publicidad y los videos más estimulantes son para suscriptores.

No hay que olvidar que existen diferentes formatos de video en internet, cuyas características están relacionadas con su capacidad de compresión (asf, mov, mpeg, avi, rm), y que existen distintos de reproductores, como Windows Media Player, Quicktime o Real Media. Para no encontrase con videos que no se pueden visualizar, es conveniente tener instalados tanto los reproductores más comunes como los decodificadores de los distintos formatos. No es difícil encontrar páginas que suministren la descarga de todos estos programas de forma gratuita.

Consulta diaria

Otro problema importante con el que se encuentran los internautas es la renovación continua de los contenidos eróticos de internet. Hay páginas muy interesantes que dejan de existir y otras que cambian de dirección o desaparecen. La única solución es mantener un control periódico de las páginas que se han guardado en "favoritos" para ver si se han actualizado o han desaparecido. Sin embargo, existe un gran número de webs que han conseguido mantenerse más de cinco años. Entre las más recomendables figuran las españolas Archivo de Famosas, Zapping Club, Yova Collection e Imperio de Famosas o las italianas Belleze Vip y Picvip. La página Archivo de Famosas, que ofrece imágenes eróticas a diario, cuenta con la base de datos de desnudos cinematográficos más extensa en español, pero desde hace unos meses los fotogramas de las películas ya no están disponibles. Pese a todo, suministra tanta información actualizada sobre rodajes, apariciones de famosas en revistas eróticas e incluso chismes, que merece ser consultada a diario. Lo mismo sucede con la veterana Zapping Club, que cada día cuelga un completo reportaje fotográfico de alguna modelo o actriz célebre, además de enlaces a otras páginas eróticas.

En general, las webs norteamericanas son menos recomendables que las europeas, puesto que para acceder es necesario suscribirse para comprar una clave de acceso. También cuentan con interminables protocolos de acceso, demasiada publicidad farragosa y enlaces sin interés, que pueden acabar con la paciencia del sufrido internauta. Las páginas de celebridades al desnudo, como Nude Celebrity Pictures, Women Celebrity Pictures o Celebrity Babes, suelen tener un diseño vistoso, pero sus contenidos gratuitos son muy limitados y se ofrecen como gancho para la suscripción. Una excepción notable es Free Ones, que funciona fundamentalmente como una base alfabética de enlaces a páginas eróticas de celebridades, pero que también cuenta con más de 500 galerías fotográficas gratuitas de modelos y estrellas del porno.

Páginas oficiales y de publicaciones eróticas

Internet se ha convertido en un rentable negocio no solo para las grandes estrellas del porno que cuentan con páginas oficiales de pago, sino también para una multitud de modelos eróticas desconocidas, fundamentalmente de los países del Este, que viven exclusivamente de las suscripciones a sus webs personales, donde ofrecen fotografías y videos. Un caso muy curioso es el de la curvilínea rubia Bobbi Billard, que registra más de 80 mil entradas en Google y tiene una página oficial de pago muy popular, en la que sus suscriptores pueden acceder a miles de fotografías y estimulantes conexiones en tiempo real con la modelo. La popularidad en internet de Bobbi Billard, que no ha posado nunca para ninguna publicación en papel importante, reside en que la modelo cede fotografías suyas en bikini a otras páginas eróticas para promocionarse a través de la red. Pese al elevadísimo número de webs en las que está presente Bobbi Billard, no es tan fácil encontrar fotos suyas de desnudo. Una de las pocas páginas que cuenta con un generoso repertorio de sus desnudos es Mac and Bumble, que a pesar de ser de pago, ofrece un extenso número de galerías gratuitas con imágenes de conocidas modelos eróticas.

Las páginas oficiales de las estrellas X tan solo merecen ser consultadas por simple curiosidad, puesto que son de pago y sus galerías gratuitas son muy reducidas. La manera más sencilla de averiguar la página personal de una actriz porno es consultando Internet Adult Film Database, la más completa base de datos sobre intérpretes, directores, productoras y películas de cine porno. Pese a no disponer de contenidos gráficos, su consulta resulta muy recomendable a la hora de alquilar o comprar una cinta X, pues no solo contiene críticas pormenorizadas de miles de títulos, sino que también reseña las prácticas eróticas realizadas por sus protagonistas (anal, facial, doble penetración, lésbico).

Tampoco hay que hacerse muchas ilusiones con las ediciones electrónicas de las principales revistas eróticas o pornográficas, como Playboy, Hustler, Penthouse o Private, puesto que son todas de pago y bastante caras: entre 20 y 30 dólares mensuales. En todo caso, siempre hay webs independientes que ofrecen fotografías extraídas de las publicaciones eróticas. Mientras la combativa Gorilla Mask, por ejemplo, incluye puntualmente los reportajes fotográficos completos de las celebridades en portada de Playboy, FHM o Maxim, la web italiana BIG (Beautiful Internet Girls) tiene un gran número de fotografías de casi todas las chicas de las páginas centrales de Playboy y Penthouse de los últimos diez años.

La mula sonriente

Los programas para intercambiar archivos con otros usuarios, como eDonkey y eMule, están causando un daño importante a las industrias discográfica y audiovisual, puesto que millones de personas tienen la oportunidad de copiar gratuitamente desde su ordenador archivos con música, fotografías, videos, series televisivas o películas enteras. Sin duda, estos novedosos programas provocan grandes pérdidas a las multinacionales del ocio y entretenimiento, pero también son una vía para acceder a materiales audiovisuales que permanecen inéditos en muchos países, ya sea por cuestiones de distribución comercial o por la censura. El director Quentin Tarantino comentaba que solo admitía la piratería informática de sus películas en China, pues era uno de los pocos países donde aún seguían prohibidas.

La instalación del programa eMule, cuyo logotipo es una mula sonriente, resulta bastante sencilla, no tarda más de diez minutos y se puede realizar a través de internet de forma gratuita. Un inconveniente de eMule es su desesperante lentitud, aunque hay trucos para que los archivos se carguen más rápido. Para no arruinarse y no morir de impaciencia, conviene tener contratada una línea telefónica de tarifa plana y alta velocidad. A medida que se van almacenando archivos en el ordenador, los tiempos de espera disminuyen y se obtiene preferencia en las descargas sobre otros usuarios. Es entonces cuando todo va más rápido, porque eMule es un programa de intercambio de archivos en el que cuenta mucho lo que se ofrece a los demás. Por eso, el tiempo de espera también depende de la disponibilidad del archivo, ya sea una película o una canción, y de número de usuarios que también quieren cargarlo. Otro problema de eMule, en su vertiente más erótica, es la proliferación de archivos cuyo contenido real no es el que indica su nombre (fakes). A veces el usuario descarga una película y se encuentra con otra totalmente distinta. Pese a sus inconvenientes, eMule permite acceder a fotografías y videos eróticos muy difíciles de conseguir sin tener que pagar por ellos. Por último, conviene advertir que los programas de descarga de archivos precisan de sistemas de seguridad contra los virus. También hay que tener programas en el ordenador que impidan el acceso de menores a los contenidos eróticos que circulan por internet. Una simple cuestión de responsabilidad.

Las páginas con nombres más extravagantes
1. Masturbación anal con gafas de sol
2. Engaña al marido en su propia cama
3. Gemidos de placer de una fulanilla
4. Negra excitada follando en el suelo
5. Beneficiándose a una vecina cerda

Fuente: Muyzorras.com


Direcciones de las páginas comentadas
www.sexyamor.com
www.sexyvip.tv
www.tvsexy.it
www.ifilm.com
www.nudecelebritypictures.nu
www.celebritypictures.com
www.celebritybabes.com
www.freeones.com
www.bobbibillarrd.com
www.macandbumble.com
www.iafd.com
www.playboy.com
www.penthouse.com
www.hustler.com
www.private.com
www.gorillamask.net
http://big.supereva.it/
www.edonkey2000.com
www.emule-project.net

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.