Manuela González.

Manuela González.

Después de 62 números, la célebre Lolita regresó a SoHo. Inspirado en esta sensual y urbana sesión fotográfica, su esposo escribió un cuento donde los protagonistas son la obsesión y la belleza.


No importa cuánto tiempo esté Manuela González por fuera de las pantallas, a nosotros siempre se nos antojará una eternidad. Por eso, ahora que anunció que pasará una temporada en San Francisco, no hay mejor consuelo que una sesión de fotos en la que la sensualidad sea abundante y la ropa escasee. Ya antes había posado en nuestra edición 33, en páginas interiores, y luego en la edición 41, compartiendo portada con otras tres bellas colombianas. Hoy, regresa como única protagonista de la portada. Guardábamos la esperanza de que dejara de ser una "novia para dos" tan pronto se acabaran las grabaciones de la novela del mismo nombre. Pero nos olvidábamos de que la famosa Lolita, la que Latinoamérica conoció con la serie juvenil Verano eterno y que sorprendió a todos con su baile y su falda corta en El inútil, es en realidad "esposa para uno". Ese uno se llama Diego Vivanco, es argentino y libretista, próximamente lanzará su primera cinta, y se inspiró en las fotos de su esposa para escribir el cuento que las acompaña

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

×

Ventana Login

×

Ventana Registro

×

Ventana Intro

×

Términos y condiciones

×

Ventana Modal

×