Le encanta el agua porque la llena de vida. Por eso, cuando la invitamos a posar para nosotros en Gorgona, la isla ubicada a 160 kilómetros de Buenaventura, no lo pensó dos veces y nos dio el sí. Claro, además de tener la oportunidad de recrear la vista con la inmensa variedad de aves, mamíferos, reptiles y peces —vio delfines y tortugas—, el año pasado hizo un curso de buceo y tenía la ilusión de poderlo practicar a lo largo y ancho de la extensa formación coralina.

Pero el asunto no fue tan sencillo. Las largas jornadas de fotografía, que empezaban a las cinco de la mañana y que se interrumpían constantemente durante el día por las condiciones climáticas (llovía mucho), no la dejaron sumergirse el tiempo que hubiera querido. Sin embargo, las sesiones sirvieron para que literalmente se compenetrara con la naturaleza del parque. Fueron dos días en los que, sin ningún problema y —esta vez sí— plenamente consciente de lo que hacía con su cuerpo, posó de la forma más natural, inspirada por el entorno.

María Adelaida, cada vez que se siente saturada de ciudad y de trabajo —hace un mes terminó de grabar Las profesionales—, se escapa a cualquier lugar donde el agua abunde. Entre sus lugares favoritos están el parque Tayrona, Providencia y la quebrada Valencia, y se muere por conocer La Guajira. Pero antes de eso regresará a Gorgona, lugar que fue cuna de culturas precolombinas, en calidad de ecoturista: quiere disfrutar en vivo y en directo del espectáculo de las ballenas jorobadas, que entre los meses de junio y octubre vienen desde la Antártica para aparearse y concebir ballenatos. Y mientras ese tiempo llega, disfrute de estas fotos que le demostrarán que tanto María Adelaida como la isla Gorgona están como quieren. .

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.