Se hizo famosa hace menos de un año cuando inexplicablemente perdió la corona de Señorita Cartagena y con ello la posibilidad de representar a su ciudad en el Reinado Nacional de Belleza. Se dice que hubo boicot, que perdió el título por su color de piel y por no ser de la clase alta de la capital de Bolívar. Cierto o no, ya no importa.

Nataly fue, a sus veinte años, una de las revelaciones en Colombiamoda 2005 y su experiencia como modelo no es poca. Ha protagonizado campañas para Parmalat y para una compañía de telefonía celular en República Dominicana, pero reconoce que es la pasarela donde más cómoda se siente.

Estudió Artes Plásticas y además del arte le gustan la Arquitectura y la Antropología. Por su carrera de modelo ha tenido que dejar de lado las instalaciones y la fotografía, sus técnicas preferidas. Sus fotos para el octavo aniversario de SoHo fueron tomadas en La Guajira. Uno de los lugares, el Cabo de la Vela, es llamado "Jepirra" por los wayuu y ellos creen que allí va a parar el alma de sus muertos.

Si esto es cierto, quiere decir que Nataly vendría siendo como San Pedro, aquel que recibe a las personas en el cielo, y si nos ponen a escoger entre uno y otro, usted ya debe saber a cuál de los dos preferimos. En la Alta Guajira el mar amenaza con profanar la tierra y la brisa golpea la piel, no por agresiva, sino porque es su forma de hacerse sentir. A Nataly, en cambio, la brisa la acaricia. Esta mujer todo lo doblegó e hizo suyos los lugares donde posó: desde Manaure, con sus depósitos salinos y sus arenas blanquísimas, hasta el inhóspito desierto. Un paisaje incomparable. Y si la poderosa naturaleza sucumbió ante ella, a la débil carne humana no le queda otro camino que seguir el ejemplo.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.