Si pensaba que le había perdido el rastro, andaba equivocado, porque la Rey volvió y está mejor que nunca. Luego de, con su papel en La baby sister, haber sido la niñera junto a la que todos soñamos crecer, Paola regresó a la televisión con Pasión de Gavilanes. Lleva menos de un mes al aire y los ratings de sintonía ya están disparados. Nada raro, porque no es fácil quitarle los ojos de encima.
Entró al mundo de la televisión hace siete años y desde entonces ha ganado varios premios por un talento actoral que pule todos los días. Es suyo un India Catalina como mejor actriz revelación, un TV y Novelas, y varios premios internacionales que obtuvo por su papel en la película de Rodrigo Triana, Como el gato y el ratón.
El éxito de la Rey ha sido tal que su imagen no es ya monopolio nacional. Hace poco la multinacional Neutrogena le ofreció firmar por segundo año consecutivo un contrato de exclusividad para que se convirtiera en la imagen de la marca en más de ocho países. Paola sabe que este trabajo la mantendrá un poco alejada del país, aunque en realidad no debería afanarse, porque aquí siempre estaremos esperándola. Que vuelva cuando quiera; la queremos aquí día y noche.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.