En este mercado automotor, donde el eclecticismo es lo que se impone y los carros son mezcla de deportivo y camioneta, utilitario y coupé, campero y hatchback, Volkswagen no se podía quedar atrás. Su respuesta es la SpaceFox, un carro con características de station wagon, maniobrabilidad de sedán y una gran ventaja: ese logotipo circular con una W y una V en la parrilla delantera, algo que brinda calidad, estatus y pasar noches tranquilas, seguro de que eso que reposa en el garaje es una de las mejores cosas con cuatro llantas que pueden existir. 440 litros le caben al baúl, con la posibilidad de que al mover el asiento trasero la capacidad aumente a 525. No sabríamos decirle con exactitud qué podría caberle ahí, pero sí le aseguramos que sería algo muy grande. No es lo único ni lo mejor, pero el espacio no nos permite seguir, así que le toca a usted averiguar todo lo bueno de la SpaceFox, que no debe ser poco. O qué cree, ¿que el fabricante de autos más grande de Europa le pondría su nombre a un mal carro?

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.