Es un softroader (algo así como andador suave), tendencia que está dominando el mercado. Manejar un Compass es tan placentero y fácil como conducir un automóvil, pero también puede responder sin problemas si lo que se tiene al frente no es una autopista de seis carriles sino un camino destapado de subidas escarpadas y curvas traicioneras. Con su bajo consumo, potencia y agilidad, airbags suficientes para un batallón del Ejército, sistema 4x4, los tradicionales faros redondos y la parrilla de siete ranuras, marca registrada de la casa, usted sabrá inmediatamente que se ha subido a un Jeep Compass, la nueva sangre de una familia legendaria.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.