A casi 190 kilómetros por hora nada se siente, ni la más mínima vibración del timón ni el roce con el asfalto. Es como si se estuviera conduciendo sobre aire. No en vano se le mejoraron muchos aspectos al carro. Desde evidencias en el diseño interior y exterior (carrocería más robusta y elegante, baúl más amplio con panel divisor incluido, portavasos ajustable y asiento trasero doblemente reclinable) hasta reformas mecánicas hacen del Sentra 2007 el carro a seguir, si el suyo propio puede aguantarle el paso, claro está. Su cilindraje ha pasado de 1.800 a 2.000 cc y eso garantiza más caballaje, pero al mismo tiempo, un ahorro en el consumo de combustible. La pieza es hecha en la planta mexicana de Aguascalientes, una construcción de 1.810.000 metros cuadrados, una pista de prueba de 3,7 kilómetros, capacidad para ensamblar cuatro mil tipos de carros diferentes y que en este marzo sacará al mercado su carro número dos millones.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.