El agente 007 tuvo, en 1996, carro y película: Golden Eye nos lo mostró conduciendo un impecable BMW, y pocos imaginaron que solo seis años después se podría crear una pieza de estilo tan similar pero, a la vez, con detalles tan propios. Interpretación moderna del segmento roadster, el Z4, con un interior sofisticado y espacioso (aunque no lo parezca), baúl suficiente para armas de grueso calibre y cajas de la mejor champaña, y techo descapotable que se quita en diez segundos. Ha sido considerado por expertos ?sin haberlo visto siquiera? como hito del diseño y modelo referencia en su categoría.

De fina estética, con su línea deportiva y su potencia, garantiza el placer de la velocidad y secreciones generosas de adrenalina, todo unido a una conducción precisa y segura. El DDD (control de manejo dinámico) incluye un botón rojo que, como en las películas, al oprimirlo inyecta de poder y aceleración al motor. Y como accesorios varios, destacan el pequeño timón en cuero, sillas deportivas, teléfono manos libres y sistema de sonido Carver. Elementos que junto con el reloj de marca, la corbata de seda y las mancornas inglesas, se convierten en llaves para ?al igual que Mr. Bond? seguir conquistando al mundo. Y a todas las mujeres que viven en él.

FICHA TÉCNICA
BMW Z4 Roadster 3.0i | Caja manual de 6 cambios
Motor: 3 litros, 6 cilindros en línea | Largo: 3.980 mm | Ancho: 1.779 mm | Alto: 1.300 mm
Vel. Máx.: 250 km | Potencia: 225 caballos de fuerza | Aceleración de 0 a 100 km: 6,9 segundos

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.