Ha sido el auto más vendido en Estados Unidos durante cuatro años seguidos y durante ocho de los pasados nueve. Para mantener su hegemonía, el Camry llega totalmente renovado para el 2007. Chasis más amplio, así como cambios en la carrocería, el interior, los accesorios y el motor. Los asientos han sido rediseñados para que sean más cómodos, cuenta con luces de lectura traseras, un tablero lleno de información y compartimentos donde puede guardar hasta lo que no necesita.

Son cinco los modelos. El CE, por ejemplo, nunca va a dejar que a usted se le queden las llaves adentro, tiene rines de 16 pulgadas, siete bolsas de aire, frenos de disco en las cuatro ruedas y faros de halógeno, entre muchos otros gallos. El LE (y no es un palíndromo) cuenta con una llave de acceso por control remoto y permite que el asiento del conductor se acomode hasta en ocho posiciones. En el diseño del Camry 2007 se ve la mano del desarrollo de la Fórmula Uno, como las pruebas en el túnel de viento.

El XLE, versión superlujosa, tiene lo antes mencionado, más el sistema bluetooth, sistema de clima automático dual con controles en el volante, sistema de audio JBL de 440 watts, asientos traseros reclinables, faros de niebla y rines de aluminio de 16 pulgadas.

Toyota ha fijado un punto muy alto y desde ya estamos esperando las mejoras para la versión 2008. ¿De qué se ríe? ¿Cree que los japoneses no son capaces? Espérese y hablamos en un año.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.