“El primer carro que tuve fue un Renault Clio RSI color gris plomo”
Cómo marcharían de bien las cosas si el primer carro de todos fuera un Renault Clio RSI (el color es lo de menos). Pequeño, liviano y compacto, es capaz de deslizarse por cualquier espacio público, por estrecho que sea. Para describirlo basta decir que son tres puertas, motor 1.8 litros, ocho válvulas y 110 caballos de fuerza. Pero, claro, es la relación peso-motor la que lo convierte en un cohete en potencia. Y si quien lo conduce es Montoya, estamos frente a un demonio sobre ruedas.

“De los años 80, me encanta el BMW M3.
¡Ese sí que es una nave!”
Un carro clásico desde que salió al mercado, fue el primero de la generación M3, introducido en 1986. Si al increíble y versátil diseño –capaz de descrestar y enamorar a cualquier mujer– le adicionamos las generosas especificaciones técnicas (motor 2.3 y 195 caballos de fuerza) y sus tiempos cronometrados –de cero a 100 kilómetros en apenas 5.6 segundos–, tendremos al final de la receta, en el horno, un suculento soufflé de emoción, velocidad, belleza y clase.

“En cuanto a los años 90 me quedo con el Ferrari 355 Spider amarillo”
Podemos definirlo recurriendo a una anécdota: un millonario va al concesionario y dice que quiere comprar un Ferrari 355 Spider. “Lo primero que voy a hacer es ponerle un radio tan potente como me sea posible”. El vendedor le responde: “Este carro no necesita radio ni parlantes: el sonido del motor es la mejor melodía”. Quien lo maneja dispone de seis velocidades y puede alcanzar 280 km/h. Mejor dicho, quien lo maneja es un hombre feliz.

“De los carros del siglo XXI, el BMW M3 SMG es impresionante”
El SMG cuenta con cuatro exhostos, motor V-8 (3,4 litros) y 340 caballos de fuerza. Acelera de cero a 100 kilómetros en cinco segundos, y la velocidad máxima está eléctricamente limitada a 250 km/h. Parece un carro de Fórmula 1, porque usa la misma tecnología que se emplea en el circuito: la caja de cambios es manual, pero carece de embrague y dispone de once diferentes programas de manejo (versión automática). Más que un carro, un juguete.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.