Experimentará un placer indescriptible cuando pase por una estación de gasolina y se desdoblará de la risa al saber que no tiene que portar certificado de gases. Sentirá que entra al cielo sin hacer escalas ni ruido cuando pruebe a fondo el motor y vea que pasa de 0 a 100 Km/h en apenas cuatro segundos.

El Tesla Roadster no es uno de esos carros eléctricos experimentales que no superan los 50 kilómetros por hora, es una realidad palpable y exitosa. Tesla Motors, con sede en California y plantas en Reino Unido y Taiwán, vendió en solo cuatro meses la primera tanda de producción y en un futuro muy cercano planea vender 10.000 vehículos al año.

En tiempos donde el calentamiento global es pan de cada día, este exclusivo deportivo viene a darle alivio al planeta; lo malo es que cuesta casi 100.000 dólares y es solo para dos personas.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.