Es la SUV que todos desean, la que hace voltear cabezas en plena calle; la generosa en lujo, espacio, diseño, comodidad y vanguardia, la que cuando se mueve hace desaparecer por arte de magia sus casi dos toneladas de peso. Solo le falta hablar, aunque como van las cosas, ese día está muy cercano.

En la Captiva están tan resueltos los temas básicos, que la gente de Chevrolet se ha dado el lujo de pensar en que la guantera debe estar refrigerada; pequeño plus que dice a las claras que en este automóvil no hay ningún cabo suelto. 223 caballos de fuerza a su disposición y ninguno de ellos hará algo que usted no quiera. Este es el carro soñado.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.