No importa quién la maneje, esta 4x4 nació para hacer que las cabezas se volteen. Pobre del mortal que tenga cuello ortopédico el día que una se cruce en su camino. Carros como este superan cualquier marco. En ciudad o carretera, en medio de un trancón o en una autopista solitaria, la Range Rover Sport es la reina de la carretera. Suyas son todas las siglas: reductor activo de balanceo (ARM), ABS, EBA, control de descenso (HDC), control electrónico de tracción (ETC) y control de velocidad crucero adaptativo (ACC). Llegue en ella a la sede de la OEA, la ONU o el ICBF y parquéela donde se le dé la gana.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.