Fue como una noche de premios Oscar, Emmy o MTV. No importa. Noche de premios al fin y al cabo. Mientras las luces señalaron a todos lados, las ‘estrellas’ desfilaron sobre la alfombra roja. Estáticas. Pero no fue tiempo para el tan trillado “and the winner is…” No fue tampoco la ocasión de ver actores de cine o músicos de rock en pos de una estatuilla o un gramófono para fijar en una repisa que con el tiempo se llenará de telerañas y recuerdos.
Los que se robaron toda la atención fueron los carros, pues, se abrió al público la edición número 59 del Salón del Automóvil en Francfort, Alemania. La expectativa era total. Pues una de las ferias más esperadas del mundo del motor daba inicio.
Y allí, entre novedades como el actualizado Toyota Corolla, la renovada serie 7 de BMW, el nuevo Mercedes SL, el último Ford Fiesta y el Seat Tango estrellas invitadas para la ocasión—, en el stand de Peugeot, a la vista de todos, estaba la última creación de la fábrica francesa: el 307. El verdadero protagonista de la fiesta.
Considerado por los expertos y críticos como vedette, el 307 —ensamblado a un ritmo de 2.000 unidades por día, en los centros de producción de
Sochaux y de Mulhouse— ofrece un alma deportiva que se resume en un potente motor, control dinámico de estabilidad que aporta un complemento de seguridad, transmisión automática y un mando secuencial tipo Porsche.
A eso se le suman funciones llamadas ‘de corta duración’ que aseguran una mejor adherencia al terreno durante un frenado imprevisto o, mantienen la velocidad seleccionada en caso de levantar bruscamente el pie del acelerador.
“De película”, fue la expresión de muchos de los visitantes al Salón que se acercaron y no resistieron la tentación de vivir su interior. Un lugar que se agranda o se achica según las necesidades, pues, en la parte trasera, tres asientos regulables, sobre un piso previsto para tal efecto, son los que permiten mayor o menor espacio, según las necesidades de la tripulación.
Desarrollado a partir del
concept–car Prométhée, el 307 es la muestra fiel de que no por nada, el león —símbolo que ha identificado a Peugeot por más de 100 años— se mantiene en guardia ante la demanda del público, desde que en 1891 fue producido el primer auto de la fábrica movido
por gasolina. De ahí que se diga que “Peugeot vuelve a rugir”.

Ficha técnica
Modelo: Peugeot 307
Motor: 2,0
Largo: 4.202mm
Ancho: 1.746mm
Alto: 1.510mm
Vel. máxima: 200 Km./h
Aceleración: De 0 a 100 Km./h en 9,8 seg.
Precio: US$15.000

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.