Cómo es vivir en la selva del Amazonas
Antes de asomar el sol en estos parajes, hacia las 4:30 de la madrugada, abro el ojo. Todavía no se mete la luz por entre las brechas del techo de caraná de mi maloquita de paredes de asaí y piso de ripa.
 
   
Cómo es vivir en saipan
No le cuesta mucho trabajo a uno imaginarse lo exótico de vivir en una isla. Uno piensa en palmeras por doquier y aguas cristalinas que llegan hasta una orilla de arena blanca. Pues así es Saipán, una de las muchas islas de la Micronesia, cerca de las Filipinas, cerca de Taiwán, cerca de Australia, cerca de todo y de nada al mismo tiempo.
   
   
Cómo es vivir en El Cairo
Hay tres cosas que no dejan de sorprenderme de El Cairo: la primera es el cielo. No he visto nada parecido a un cielo tan azul como el de acá y creo que no lo veré jamás. La segunda es la devoción de la gente.
   
   
Cómo es vivir en la luna
Los poetas antiguos llenaron a la pobre luna de nombres impedidos y de analogías infames con la muerte, la infidelidad y la infecundidad. Los románticos, aficionados a ladrarle a la luna, la plagaron de velos y natas de significados imprecisos y lánguidos como sus lágrimas. Pero no tiene nada de malo ladrarle a la luna.
   
   
Cómo es vivir en la Patagonia
"Según mis cálculos y a la hoja de ruta trazada, y bajo el supuesto caso de recorrer un promedio de 700 km diarios, estaremos arribando al Estrecho de Magallanes en solo cinco días", aseguraba Carolina.
   
   
Cómo es vivir en Islandia
La carretera más extraña por la que he conducido es la que conecta el aeropuerto de Reykjavik con la ciudad. El paisaje está compuesto por montañas, mar y ríos, ¡y ríos de lava! (la actividad volcánica aquí es tremenda). Las estaciones también lo dejan a uno loco. En invierno el sol no se asoma, solo se ve en el horizonte una pequeña luz que sale a las once de la mañana y se esconde a las tres.
   
   
Cómo es vivir en Kabul
Después de la intervención militar llegué a Afganistán como consultor de Naciones Unidas, con una agencia que se llama UNFPA (United Nation Fund For Population Activities). Nuestra tarea era adelantar las gestiones de reconstrucción y ayuda humanitaria para ese país.
   
   
Cómo es vivir en la cárcel
Mi día comienza a las cinco y media de la mañana. A esa hora programo un televisor pequeño que tengo en la celda para que se prenda y me despierte. Cojo mis cosas de aseo, mi jabón, mi champú y hago fila en el baño, que tiene cinco duchas y un orinal. El agua sale helada pero ya me acostumbré. A las seis los rancheros llevan el desayuno en unas ollas grandes y las ponen sobre una banca como esas de iglesia.
   
   
  Cómo es vivir en una torre petrolera
El lugar donde vivo flota sobre el mar Caribe, tiene el tamaño de una cancha de fútbol y está asegurado por anclas tan grandes como un edificio de cuatro pisos, compuestas por eslabones por donde cabría un carro.
   

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.