"El que tiene paciencia tendrá lo que quiera", dijo en alguna oportunidad Benjamín Franklin. Si usted está de acuerdo con tan sabia frase, entonces no tendrá inconveniente en esperar un poco por Cap Cana, proyecto inmobiliario que apunta a convertirse en el nuevo destino turístico en República Dominicana y que se encuentra en pleno proceso de construcción.

Si usted prefiere planear con algo de tiempo sus vacaciones y quiere pasar una temporada más que vacacional en un lugar privilegiado del mundo, en el futuro (futuro cercano, no hay de qué preocuparse) el proyecto contempla al menos dos hoteles, viviendas en farallones contra los que rompen las olas a 200 metros sobre el nivel del mar; un puerto marítimo con capacidad para mil yates, condominios ubicados a la ribera de un gran canal artificial y un club a la orilla del mar. Todo ello a diez minutos del Aeropuerto Internacional de Punta Cana, bajo el amparo de un clima benévolo, más de cinco kilómetros de playas vírgenes y una extensa temporada de pesca de largos ocho meses.

Aunque está previsto que la tercera y última fase del proyecto concluya en unos cinco años, y que para ese entonces cuente con 35 millones de metros cuadrados dedicados al descanso y la recreación, ya hay muchos planes para realizar. Así que si usted pertenece al grupo de los impacientes, la posibilidad inmediata es adquirir una de las 130 lujosas viviendas disponibles, estilo villa y bungalow, en el sector bautizado como Green Village, que tienen desde una hasta tres habitaciones, ubicadas entre dos campos de golf diseñados nada menos que por el campeón mundial Jack Nicklaus. Si tantas ventajas le suenan, entonces no lo piense más: muy cerca se encuentra Cap Cana, un destino privilegiado, para privilegiados.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.