Lo mejor de ser hombre (y también de ser mujer) es escuchar La W, la emisora aliada de SoHo por naturaleza. El último resultado del Estudio General de Medios, EGM, confirmó su liderazgo: es la emisora número uno, la más escuchada, con un 30,7% de la audiencia, seguida por un 29,6% de Caracol y un 22,5% de RCN, en las ciudades donde estas emisoras coinciden (Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Pereira, Bucaramanga, Villavicencio, Cartagena, Tunja, Armenia, Manizales y Cúcuta). Sin duda, un resultado envidiable en todos los niveles, aún más cuando en los codiciados estratos 4, 5 y 6 de Bogotá, de 6 a 10 de la mañana, que es según algunos especialistas donde se forma la opinión pública, La W corta orejas: 42,4% de oyentes, seguido por 31,4% de Caracol y 15,9% de RCN.

El indiscutible talento periodístico de Julio Sánchez Cristo, acompañado del tacto y la gracia de Alberto Casas; el espíritu incisivo de Félix de Bedout; las denuncias de Claudia Morales, por mencionar algunos de los condimentos con que el programa sazona todas las mañanas, han conseguido que una vez más La W obtenga el primer lugar del EGM, en correspondencia con su enorme incidencia en la opinión pública: un resultado merecido que disfrutan los oyentes de esta emisora, que están regados a lo largo de todo el mundo y para quienes seguir el programa se ha convertido en una necesidad de primera mano.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.