El gran secreto de la música electrónica es la facultad que tiene de desinhibir. Los despliegues de energía que pueden llegar a verse en un rave son algo deslumbrante; es ver a miles de personas partiendo la historia de la música en dos, como en su momento lo hizo el rock n’ roll.
Para mí, el sentimiento y la energía son mucho más importantes que las clasificasiones. Sin embargo, me resulta curioso pensar que entre tanta gente que disfruta de mi música hay realmente pocas personas que pueden distinguir entre un corte de techno y una mezcla de house.
Existen muchas clases de música electrónica y éstas —a diferencia de lo que la gente muchas veces cree— no se diferencian entre sí, según incluyan voces o no, sino que lo hacen en función del tempo (velocidad) y el sonido. Aunque una clasificación seguramente resultaría bastante arbitraria, en mi concepto la música electrónica —comercial y underground— se desprende de seis corrientes primarias: trance, techno, house, drum and bass, breakbeat y two step.
No quisiera tratar de describir las características de cada una, pues no siento que al lector le sirva de mayor cosa saber que el break beat es distinto al house, o que el house es más lento que el trance, o que el techno es el más rápido de los tres. Convencido de que, como lo dije antes, lo que importa es el tempo y el groove, me parece que la mejor manera de ilustrar todas las tendencias es recomendando un buen disco de cada género. Estos son mis favoritos.

El ABC de la electrónica
Hay muchas clases de música electrónica y éstas —a diferencia de lo que la gente muchas veces cree— no se diferencian entre sí, incluyan voces o no, sino que lo hacen en función del tempo (velocidad) y el sonido.
Aunque una clasificación seguramente resultaría bastante arbitraria, en mi concepto la música electrónica —comercial y underground— se desprende de seis corrientes primarias: trance, techno, house, drum and bass, breakbeat y two step.
Ahora, mal haría yo en tratar de describir las características de cada una, pues no siento que al lector le sirva de mayor cosa saber que el break beat es distinto al house, o que el house es más lento que el trance, o que el techno es el más rápido de los tres. Convencido de que, como lo dije antes, lo que importa es el tempo y el groove, me parece que la mejor manera de ilustrar todas las tendencias es recomendando un buen disco de cada género.
Trance: PPk Resurrection
House: Armand Van Helden
Breakbeat: Prodigy o Chemical Brothers
Techno: Juan Atkins
Drum and Bass: Fabio and Groove Writter
Two Step: Craig David

Música de cámara
Aunque seguramente hay muchos más que son esenciales, en este momento voy a nombrar los que en mi opinión, desde la perspectiva de productor que me ha dado contribuir en la parte musical de películas como Swordfish o El planeta de los simios, son las mejores bandas sonoras en la historia del cine reciente.
Swordfish
Blade Runner
1492
Romeo y Julieta (versión Baz Luhrman)
Traffic
Natural Born Killers
Moulin Rouge

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.