La vida gloriosa y trágica de Kid Pambelé
Durante más de dos años, Alberto Salcedo estuvo preparando la historia más grande que se haya escrito sobre el hombre que mejor representa lo que somos: Pambelé. Entrevistó a 38 personas, desde la amante hasta la esposa del campeón mundial de boxeo, pasando por contrincantes, periodistas, promotores y médicos. Habló con el taxista que lo golpeó con una varilla y con la mujer que alguna vez le echó una sopa caliente encima. Más que un gran reportaje, esta es una clase magistral de periodismo literario en la que Salcedo prueba cómo Pambelé es a Colombia lo que Maradona a la Argentina: un huracán que mientras determina la identidad de un país, tambalea entre la gloria y el desprecio. Esta es la crónica que Colombia le debía a Pambelé y el regalo de Navidad de SoHo a sus lectores.


   
I Grande como los dinosaurios
Pambelé volvió a bramar frente a las cámaras y descargó un nuevo puñetazo contra la pared. Tenía la bata típica de los enfermos de hospital, pero a través de los barrotes de la ventana parecía un condenado a muerte que reclamaba compasión. CONTINUA>>
   
   
II. el ruido y la furia
La casa-finca de la familia Cervantes Orozco, único vestigio que queda de la fortuna de Pambelé, está ubicada en el pueblo de Turbaco, a una hora de Cartagena. CONTINUA>>
   
   
III. Pambelé, el memorioso
El sol es ahora menos inclemente. Sopla la brisa, ladra el perro dormilón, se espanta la gallina latosa. El ruido es ensordecedor. Desquicia. CONTINUA>>
   
   
IV. perder es cuestión de método
El empresario cartagenero Nelson Aquiles Arrieta recuerda con nitidez la imagen del muchacho. Llegó una mañana de 1963 a su oficina, con una bolsa de cigarrillos de contrabando debajo de la axila derecha y un cajón de lustrar zapatos en la mano izquierda. CONTINUA>>
   
   
V. Paseando en el carro de bomberos
Quienes lo conocieron en Cartagena como un simple relleno de carteleras quedaron desconcertados la noche del 28 de octubre de 1972, cuando la radio empezó a difundir la noticia de que se había convertido en el primer campeón mundial de Colombia. CONTINUA>>
   
   

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.