I. El entrenador
Por:Fernando Quiroz
Me gustó verlo triste, deprimido, molesto, intolerante.
No era difícil descubrirlo en su escondite. Su metro noventa y su melena rubia lo delataban desde lejos. Y su cara larga, que esa noche era más larga que de costumbre.
CONTINUA>>
   
   
II. El delantero
Por:Gonzalo Mallarino
Ahora se sabe que José 'Pepe' Moreno metió esos dos goles el domingo 30 de abril en El Campín y que con eso el América sacó a Santa Fe del Torneo Apertura. Pero no se sabía la víspera. Cuando fui a verlo en el hotel en el que estaba concentrado la noche del 29. CONTINUA>>
   
   
III. El recogebolas
Por:Adolfo Zableh
Algún día, en cualquier lugar del mundo, un estadio repleto de hinchas gritará un gol de John Henry Cortés. Los barrasbravas se abalanzarán contra la malla que separa cancha y tribuna para celebrarlo, y él se acercará a ellos mientras besa el escudo al lado izquierdo de su uniforme, cerca al corazón. CONTINUA>>
   
   
IV. El arquero
Por:Ernesto McCausland
Hay 14.934 espectadores, además de policías y personal de logística, la mayoría empapándose bajo una llovizna gélida y eterna. Pero tú, Luis Enrique Martínez Rodríguez, estás en el peor lugar del estadio. CONTINUA>>
   
   
V. La policía
Por:Héctor Rincón
No fue la conglomeración típica que genera un burdo reality criollo, ni mucho menos un Boca-River con boletas agotadas y revendedores de fuerte olor axilar pidiendo millonadas por la peor entrada. CONTINUA>>
   
   
VI. El árbitro
Por:Sergio Álvarez
Señor, bendice a estos tres árbitros, tus siervos, bendice a los equipos que van a jugar y bendice al público que los acompaña. Protégenos, Señor, y ayúdanos a no equivocarnos, a actuar con justicia y a no enfurecernos ni agredirnos"... CONTINUA>>

   
   
VII. Los hinchas
Por:Héctor Rincón
Los Ballesteros son veintinueve y son hinchas del Santa Fe. Hinchas del Santa Fe pierda o empate. No dejan de ir nunca al estadio porque los arrastra una pasión ciega con la que, contra toda evidencia, son felices
Y se ríen.
CONTINUA>>
   
   
VIII. La porrista
Por:Antonio García
Cada gol que se canta en El Campín puede oírse claramente en la casa de Margarita, pues ella vive a siete cuadras de la tribuna Occidental con su mamá, su papá, su hermana menor y su loro en un apartamento con espejos grandes, comedor redondo, poltronas gordas y un equipo de sonido Bang & Olufsen con suficientes bafles. CONTINUA>>
   
   
IX. El partido de la muerte
Por:Ariel Magnus
Hay partidos que se juegan a vida o muerte. El que enfrentó al Dynamo de Kiev y a un equipo de soldados nazis es quizás el ejemplo más fiel. Después DE HABER GANADO 5 a 3, los integrantes del Dynamo fueron fusilados o deportados a campos de concentración. CONTINUA>>
   
   
X. Un día como árbitro
Por:Eduardo Pimentel
Fue uno de los jugadores de carácter más fuerte, récord en tarjetas rojas, y como técnico tampoco se privó de casar pelea con los silbatos. SoHo lo puso en su sitio. en el que nunca pensó estar. Les presentamos al señor árbitro Eduardo Pimentel. CONTINUA>>
   
   
XI. Viaje a la despensa del fútbol
Por:Alberto Salcedo Ramos
A la cuna de Willington Ortiz, Léider Preciado, 'la Gambeta' Estrada, 'el Tigre Castillo' y docenas de estrellas del fútbol fue Alberto Salcedo para descubrir por qué en sus tres islas el fútbol, como el currulao, pone alas en los pies de los muchachos. CONTINUA>>
   

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.